Consejos

Consejos

Higiene personal para manipuladores de alimentos

¡No dejes que tu comida se estropee!

La intoxicación alimentaria es un serio problema de salud. Puede causar graves enfermedades e incluso inducir la muerte.
La intoxicación alimentaria puede dañar seriamente la reputación de un negocio, de la industria alimentaria, y los puestos de trabajo de muchos trabajadores.
Como persona que trabaja manipulando alimentos – ya seas ayudante de cocina, camarero, trabajador en una empresa de procesamiento de alimentos o en una tienda de comida- tienes una importante responsabilidad en cuanto a manejar adecuadamente los alimentos. Por lo tanto:
• protege a otras personas para que no enfermen
• protege tu reputación en la industria alimentaria
• Protege tu negocio, y
• protege tu trabajo
La higiene personal
Una manera de prevenir la contaminación de los alimentos es mantener un alto nivel de higiene personal y de limpieza.
Incluso las personas más sanas son portadoras de la bacteria de intoxicación alimentaria. Y es que, al tocar partes de tu cuerpo, como la nariz, la boca, el cabello o la ropa puedes transmitir muy fácilmente las bacterias de las manos a los alimentos.
Una buena higiene personal también es un buen negocio. A los clientes les gusta ver al personal que manipula los alimentos tomándose en serio la higiene y manejando de manera segura los alimentos.
Ponte en su lugar y observa cómo tus compañeros de trabajo manipulan los alimentos. ¿Te gustaría comer eso, o comprar comida de ahí?
Lávate bien las manos
Lavarse bien las manos es una buena manera de reducir la posibilidad de contaminar los alimentos.
Lávate las manos con jabón y agua tibia y no olvides los dorsos de las manos, las muñecas, el hueco entre los dedos y el espacio de debajo de las uñas.
Sécate las manos inmediatamente después de lavarlas. Seca tus manos con una toalla limpia y una toalla de papel desechable o con un secador de aire, evita usar paños de cocina y nunca uses tu ropa.
Lávate las manos después de:
• ir al baño
• manipular alimentos
• sonarte la nariz
• tocar la basura
• tocarte partes de las orejas, nariz, boca u otras partes del cuerpo
• fumar
• en cada descanso
• el manejo de animales.
Si estás usando guantes desechables cámbialos con regularidad, de la misma forma en que te lavas las manos con regularidad cuando no estás usando guantes. Lava y seca tus manos antes de ponerte los guantes.
Enfermedad

No debes trabajar si padeces alguna enfermedad que pueda transmitirse a los alimentos. Estas incluyen la gastroenteritis, la hepatitis A y la hepatitis E.
En el caso de que no te encuentres bien debes informar a tu supervisor.
No debes trabajar si estás sufriendo algún periodo de e vómitos o de diarrea. Además, no debes volver a ocupar tu puesto de trabajo hasta que no hayan pasado 48 horas sin que hayas manifestado ningún síntoma. Si no estás seguro de tu estado, debes ponerte en contacto con tu médico.
Contaminación alimentaria, higiene personal, lavado de manos y enfermedades en el entorno de los profesionales de la hostelería y la restauración.